Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentra el hotel de tu vida desde el sofá de casa

Hoteles de lo más variado en la primera entrega
Una habitación con las mejores vistas de Barcelona por diez mil euros la noche. Y una cama supletoria para el perro por ochenta euros. Todo un lujo que contrasta con las camas de un hotel en la carretera de Málaga. Eso sí, el lomo con manteca de su cocina no tiene precio.
¿Se imagina abrir la ventana de su habitación y encontrarse en plena plaza de toros? Por cincuenta euros la noche una pareja puede alojarse en uno de los cosos taurinos más antiguos del mundo. Los recortadores que allí se alojaban mostraban a Hotel, dulce Hotel sus cornadas.
Un Hotel Clínica donde un tratamiento para combatir los pesos de más no baja de los seis mil euros. Un huésped que supera los cien kilos lleva más de un mes alojado con su madre en este establecimiento de Marbella.
Un empresario hotelero muy singular, Enrique Sarasola, se empeña junto a Miguel Bosé en que los jamones de bellota tengan un hueco en los minibares de sus hoteles.
En Hotel, dulce Hotel recorremos los pasillos de los establecimientos hoteleros, seguimos a los clientes hasta las habitaciones y acompañamos a las camareras de piso cuando van a limpiarlas.
Increíbles historias y anécdotas suceden en el estreno de Hotel, dulce Hotel.