Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brutus, Rusia y Greta aprenden a comportarse con Borja Capponi

'Malas pulgas' vuelve a cuatro con tres nuevos casos de perros descarriados: un boxer que se lleva fatal con su 'hermano' caballo, un dálmata al que no se le puede sacar de casa y un chihuahua que se cree el amo del barrio. Borja Capponi nos demuestra cómo todos estos problemas tienen solución con un adiestramiento adecuado por parte del dueño.

Era el caso de Brutus, un boxer que traía a sus dueños de cabeza. El animal era tan agresivo que sacarle a pasear era todo un suplicio. Pero lo peor era lo mal que se llevaba con Perdi, el caballo de la familia. Borja localiza y erradica un problema de sumisión en el animal. Además, seguro que a nadie se le había ocurrido que la mascota pudiera necesitar una cinta andadora para derrochar toda su energía.

También conocemos a Rusia, un dálmata incapaz de quedarse quieto y tranquilo cuando lo llevaban en coche. Borja tuvo que 'tranformarse en perro', ponerse a cuatro patas y gruñir a Rusia para enseñarle quién mandaba en casa. De nuevo la autoridad del dueño y la actividad física vuelven a ser cuestiones fundamentales que, una vez solventadas, permitieron que esta desesperada pareja pudiera irse de vacaciones con su mascota.

Pero las peores pulgas la tiene el más pequeño de nuestros chuchos, la chihuahua Greta. Sus dueñas la han convertido en una estrella de Hollywood, y como tal se paseaba por la calle, atacando violentamente a cualquier perro que se le cruzara. También ella ha aprendido a comportarse gracias a los consejos de Capponi.