Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El futuro de los deportes electrónicos se muestra en Los Ángeles

E3, Xbox, Halo, E3 Los Ángelescuatro.com

El primer día del festival E3 de Los Ángeles deja algunos títulos interesantes de cara a posibles cambios en el panorama competitivo internacional

Nintendo apuesta por Super Smash Bros para Wii U

La última de las grandes conferencias ha sido la de Nintendo, que ha dejado claro que uno de sus objetivos prioritarios es reforzar su Wii U. Lo hará con juegos como Super Smash Bros, un título que tuvo su pasado competitivo y que busca volver a encontrar su sitio en la escena de los deportes electrónicos.

Pudimos ver una muestra de Splatoon, un 4 contra 4 con tintes de shooter enfocado al multijugador online en el que el usuario tiene que pintar la mayor parte del mapa de su color.
Y también lo último de The Legend of Zelda, uno de los anuncios más esperados, con el mundo abierto más grande de la saga.
Xbox, la gran apuesta por los deportes electrónicos
En el primer día de feria, Microsoft fue la compañía encargada de abrir la ronda de conferencias de esta nueva edición del E3, y comenzó fuerte, con el nuevo Call of Duty: Advanced Warfare, una saga que apuesta por seguir dominando el mundo competitivo de los shooters, al que recientemente se ha incorporado Titanfall.

Después llegó el turno para Evolve, el título de Turtle Rock en el que cuatro cazadores han de cazar a un monstruo, todos ellos personajes jugables por el usuario. Está por ver si Evolve se convertirá en un título competitivo, pero apunta maneras, tal y como ya te avanzamos en el blog Estadio Gamer.
Uno de los anuncios más esperados fue el Halo: The Master Chief Collection, con los juegos de la saga a 1080 y 60 fps, servidores dedicados y más de 100 mapas multijugador. Halo tiene oportunidades de volver con fuerza al panorama competitivo internacional, pero su futuro aún es un misterio.
Xbox se adelantó a Ubisoft presentando el nuevo Assasin’s Creed Unity y su modo cooperativo para cuatro jugadores. También se dedicaron unos minutos al nuevo Forza.
Sin duda, la de Xbox fue una conferencia muy centrada en los juegos y los jugadores, un gran comienzo para una feria que aún tenía muchas novedades que presentar y que dejaba algunos anuncios interesantes de cara al panorama competitivo.
FIFA 15 seguirá siendo el eSport deportivo por excelencia
EA comenzó su conferencia con Star Wars Battlefront y otros avances interesantes como Dragon Age Inquisition, los esperados Sims 4 y Mirror Edge 2, así como el shooter Battlefield Hardline.
Pero fue la sección de EA Sports la que presentó las nuevas ediciones de sus franquicias deportivas, destacando entre ellas el nuevo FIFA. Electronic Arts promete con FIFA 15 una nueva experiencia con un juego pensado para la última generación que pretende aprovechar al máximo el motor gráfico Ignite.

Ubisoft apuesta fuerte por Assasin's Creed Unity
La de Ubisoft fue la tercera conferencia de la jornada y presentaba, entre otros, el nuevo FraCry 4, The Division o la última entrega de Rainbow Six, pero el foco de todas las miradas fue, sin duda, la última entrega de la serie Assasins Creed: Unity.
Sony va más allá de los videojuegos
Xbox había dejado el listón muy alto y un buen sabor de boca entre los videojugadores, por lo que se esperaban grandes noticias de esta conferencia. Sony cerró el día de conferencias con las novedades para PlayStation. Vimos muchas franquicias y juegos de corte indie, el esperado Destiny y The Last of Us Remastered. También hubo hueco para Metal Gear Solid y GTA V para PS4, y una de las noticias más esperadas, un teaser de Uncharted 4.

Pero seguía sin haber presencia clara de The Last Guardian, y los juegos pasaron a un segundo plano en la segunda parte de la conferencia que derivó hacia aspectos más técnicos. Terminaba así el día con una conferencia en la que la presencia de los eSports no fue una prioridad.