Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así son Ander e Ibai: de amigos del colegio a comentaristas de la Liga de Videojuegos

Ander, Ibaicuatro.com

Amigos durante casi toda la vida, los bilbaínos Ander Cortés e Ibai Llanos comparten ahora mesa como comentaristas de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP). Son 'casters', narradores de partidos profesionales de videojuegos, y están a punto de cumplir un sueño.

Cuando el siglo XXI llegó a Bilbao, el efecto 2000 resultó ser un fracaso y los ordenadores siguieron funcionando. Pero Ibai Llanos y Ander Cortés, quienes por entonces solo tenían cinco años, todavía no sabían que los ordenadores se convertirían en sus herramientas de trabajo. Nacidos en 1995, estudiaron en el mismo colegio, pero en clases diferentes. No hace falta explicar el odio infantil que siempre ha existido en el ecosistema escolar entre los de A y los de B. Aunque esta historia de pueril rivalidad, no salió del todo mal.

El fútbol les convirtió en compañeros de equipo antes de que Internet y los videojuegos los convirtieran en amigos inseparables. Antes de todo eso descubrieron la Play, corrieron en los circuitos de Gran Turismo y se pegaron en las pantallas de Tekken. Poco se sabía aún de los deportes electrónicos (eSports), pero ellos ya empezaban a escribir las primeras páginas de su carrera.

El principio de la historia

Call of Duty (CoD) fue su desembarco en el mundo de los videojuegos competitivos. League of Legends llegó mucho después. Al mundo de los eSports llegaron como ‘youtubers’.  “En 2010 creamos un canal para subir nuestras cosas, y en un año ya estábamos comentando el Top Jugadas de un canal tan importante como OpticESP”. Lo dice Ibai. Su voz recorre 400 kilómetros de distancia, pero suena con la misma seguridad que sus 'casteos'.
Se turna con Ander en la conversación, como cuando se dan paso el uno al otro en una retransmisión: “Nos aburrimos del CoD y en 2013 empezamos a comentar los partidos de un amigo nuestro en Bronce V (la categoría más baja del juego League of Legends), solo por diversión”. Entonces Ibai retoma la palabra: “Al principio ni siquiera hacíamos ‘stream’. Cuando empezamos había 12 personas y a los seis meses ya había 500”.
Ander, Ibai
Después vino un torneo amateur de DreamHack y, tiempo después, la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) anunció que buscaba nuevos comentaristas para ampliar el equipo. “Pensábamos que no nos iban a coger ni de coña”, dice Ander, “pero el último día nos animamos y enviamos algo. Sabíamos que no éramos malos, pero pensábamos que no daríamos el nivel para un partido competitivo". La LVP no pensó lo mismo; decidieron hacerles una prueba y a los pocos días ya estaban dentro del equipo.
Profesionales a la fuerza

En pocos meses, Ander e Ibai pasaron de comentar algún partido en diferido de la LVP a sentarse ante 2.000 personas en las finales de la 7ª temporada celebradas en IFEMA, durante la segunda edición de Gamergy.  Su ‘casteo’ gustó a muchos espectadores, pero también recibieron algunas críticas. “Nuestro rendimiento estuvo por debajo de lo esperado. Nos cortamos un poco y no dimos todo lo que teníamos porque nunca habíamos hecho nada parecido”, explica Ibai: “Para nosotros esa experiencia fue muy extraña. Apenas acabábamos de conocer a nuestros compañeros y veíamos a gente muy conocida con nosotros, lo que nos llevaba a preguntarnos qué estábamos haciendo allí".

Pero a partir de esas finales todo cambió y la pareja de narradores vascos no ha parado de crecer a nivel profesional. Para Ander, aquella primera Final Cup fue el detonante de lo que ha venido después: “Desde que hemos empezado a comentar los partidos de la League of Legends Championship Series (LCS)  no hemos parado de mejorar”.

De la habitación al Palacio de Vistalegre

La prueba de fuego para los dos comentaristas será este fin de semana en las finales de primavera de la LCS. Los cuatro mejores equipos europeos de League of Legends se verán las caras en un evento que será narrado por los comentaristas de la LVP. Ander e Ibai estarán allí. "Hace un año nos dices a Ibai y a mí que llenamos el Palacio de Vistalegre y nos reímos. Esta es una oportunidad única en la vida en la que nos jugamos mucho".

Ibai nos deja clara cuál es su motivación como comentarista deportivo: “El show que estamos preparando va a ser inigualable. Queremos que la gente se lo pase bien y lo vamos a hacer. Ese es nuestro trabajo, hacer que la gente se divierta, y dar emoción hasta los partidos que no la tengan”.

Con la fama llegan las críticas
Ibai y Ander ya tenían su fiel grupo de seguidores antes de aterrizar en la LVP, pero sus nombres se han hecho conocidos en la escena desde entonces.“En YouTube ya teníamos relación con los suscriptores, pero ahora nos conocen, nos ponen cara e interactúan con nosotros por Twitter”. “Eso te alegra el día y es por lo que trabajamos cada día”, añade Ander.

Pero la fama es inseparable de las críticas y, en el ecosistema de Internet, esas críticas nunca suelen ser demasiado amables. Así lo reconoce Ibai: “Las críticas destructivas y los insultos duelen, pero lo bueno de que aún no seams tan conocidos es que la gente se mete menos contigo”. “La gente ha escuchado que lo hicimos mal en Gamergy, pero la mayoría nunca nos ha visto comentar de verdad. En Madrid tendrán la oportunidad de ver de lo que somos capaces y le daremos la vuelta a las críticas” afirma Ander con seguridad.

“Esto ya no es cosa de frikis”

No todo el mundo comprende el potencial de los deportes electrónicos, por eso Ander e Ibai, en plena edad universitaria, reconocen que es difícil defender que quieran hacer de los eSports su futuro. Para que esta pareja de bilbaínos persiga su sueño, el apoyo de la familia es vital. Aun así, Ibai reconoce que todavía hay situaciones en las que prefieren definirse como estudiantes, en lugar de como comentaristas de videojuegos. Y es que los prejuicios siguen existiendo: “Hay muchos que no cuentan que les gusta este mundo, pero te sorprendería saber cuánta gente de tu entorno juega a títulos como League of Legends sin que lo sepas. Es como el que hace cubos de Rubik en su casa y no lo cuenta por vergüenza”.

Pero ambos son conscientes de lo que ha crecido la industria en España en tan pocos años. “Al principio a nuestra gente le costaba comprendernos, pero cuando empezamos a disfrutar de viajes pagados y a salir en Mitele y Cuatro, empezaron a darse cuenta de que no éramos una banda de ‘frikis’. Ahora empezamos a aparecer en otros medios deportivos y prensa generalista, y vamos a llenar un lugar como Vistalegre. Y esto solo es el principio”.