Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando Sandra lo veía todo perdido

Que un trípode tiene tres patas donde apoyarse era dificil que alguien no lo supiera o que intuyera que debía fallar la respuesta. El elegido no falló y a Sandra sólo le quedaba la llamada de emergencia.