Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Becario en la catedral

Radiografiar las pilastras de la catedral en busca de fisuras no era nada emocionante pero aquella mañana había sido especial, un pequeño cofre apareció en el monitor, estaba incrustado en uno de los sillares.El revuelo fue mayúsculo y al ser becario tuve que esperar todo el día hasta poder ojear el cuaderno que contenía.Pasé toda la noche leyéndolo...era un diario de obra, apuntes, dibujos, anotaciones...la historia de aquella catedral, la construcción de un sueño firmado por un tal Jack Builder que permanecía allí novecientos años después. Aquel pequeño manuscrito me hizo reflexionar, la crisis que azotaba mi país me había hecho abandonar, pero yo también tenía un sueño... cerré con cuidado el diario, encendí el portátil y busqué un billete de avión, tenía que terminar lo que empecé, la carrera de arquitectura...volvía a España.