Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Cuando activé el freno era inevitable”

El maquinista bastante afectado se emocionó al afirmar que “no está tan loco como para no frenar” En la conversación no recordaba haber hablado por teléfono con los controladores pero reconoció estar hablando por móvil con Renfe en el momento justo del accidente.