Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer de 63 años entrará en prisión por negarse a derribar su casa

Negarse a derribar su casa construida en un terreno protegido de Fuerteventura. Este es el delito de Josefa, que con 63 años, hoy ingresa en prisión. Dice “sentirse perseguida por la justicia”. ¿A quién he matado? ¿A quién he robado?, se pregunta desesperada. Una humilde vivienda que construyó en un terreno de sus padres y en la que vive hace 16 años con sus hijos y nietos. Alega que no puede tirar la casa porque no tiene donde vivir. “Es lo único que tengo”, señala.