Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beltrán pudo gestionar una contabilidad B para financiar de forma ilegal al PP madrileño

Fue consejero de Caja Madrid, una de las personas de confianza de Esperanza Aguirre y gerente del PP madrileño. Importantes cargos y una gran sombra, la de la corrupción. Sobre Beltrán Gutiérrez Moliner recae la imputación de las tarjetas black y la sospecha de su implicación en las tramas Gürtel y Púnica. En su época como consejero, llegó a gastar 57.887 euros a golpe de tarjetazo en diferentes locales de restauración, hoteles y tiendas de ropa de importantes marcas. Como gerente del PP de Madrid, controlaba todos los movimientos de la tesorería del partido, como la campaña de Esperanza Aguirre.