Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro pasa a la carpa de protección civil: “El día que pase algo grave, otro gallo cantará”

El responsable de asistencia de protección civil le confirma a Pedro que los empleados son voluntarios, a los que no envía el Ayuntamiento. “No son sanitarios profesional, sino técnicos de transporte sanitario y socorristas”, dice el responsable, al que Pedro felicita por su trabajo. El año pasado hubo 200 asistencias y 15 traslados a hospitales. Un 80%-90% era por el alcohol. Después de hablar con él, Pedro se acerca a la carpa de protección y ve a una chica llorando mientras tratan a una amiga suya y a otra chica llegar agarrada por dos amigos porque no se tiene en pie.