Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frank Cuesta, orgulloso de haber ayudado a salvar al oso vietnamita

A raíz de las imágenes de Frank Cuesta y su equipo denunciando la extracción de bilis de los osos vietnamitas, las autoridades locales llevarán a cabo una profunda inspección en todas las granjas de osos de la turística ciudad de Ha Long.

Frank Cuesta celebra desde la página de su programa en Facebook una información según la cual la Policía de Vietnam y miembros de la UNESCO colaborarán para detener y castigar a las agencias de viajes y granjas de osos que exploten de manera ilegal a estos animales en la ciudad de Ha Long. En uno de los capítulos de 'Frank de la jungla', pudimos ver cómo Frank y su equipo se hacían pasar por turistas para conseguir filmar la tortura a la que se sometía a los osos luna vietnamitas para poder extraerles su bilis, una sustancia a la que se atribuyen falsas virtudes medicinales.

"¡Hemos esperado, aguantado insultos etc...pero al final 'nuestro video de denuncia' ha sido vital!... Decían que haciamos las cosas por la audiencia sin seguir luchando...pero al final... toma!", comenta, eufórico, el herpetólogo en la Red Social. Tras la emisión en Cuatro del reportaje 'Osos', varios Internautas habían tachado a Frank Cuesta de sensacionalista, alegando que el animal que aparece en el vídeo no había sido rescatado y, en definitiva, que la denuncia no había sido efectiva. Con esta feliz noticia, Frank acalla los rumores y se siente recompensado de que el esfuerzo invertido por fin haya dado sus frutos.

Para conseguir filmar las escalofriantes imágenes en las que Frank se bebe la bilis de uno de estos osos, extraída tras inmovilizar al animal enjaulado en condiciones lamentables, todo el equipo corrió un serio peligro de ser descubierto por los criminales que les suministraron esta sustancia. Además, en la página web de Cuatro, el presentador leonés narró en exclusiva el miedo que pasaron cuando la policía les encontró la grabación en el aeropuerto justo antes de salir del país.