Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Está House preparado para la vida en matrimonio?

El doctor tendrá que convivir con su ‘esposa por conveniencia’ durante seis meses.

El inspector del Departamento de Inmigración descubrió todo el pastel. Dominica, la atractiva ucraniana con la que House se casó el año anterior, lo hizo solo para conseguir los papeles de residencia.
Un año después, House y Dominica tenían que aparentar que su matrimonio iba con total normalidad durante un control rutinario. Cuando ya casi le tenían convencido al inspector, un fallo de Wilson lo echó todo a perder. Sin embargo, el inspector les da una segunda oportunidad tras ablandarse con una declaración (¿real?) de Dominica a House. 
¿Las condiciones de esta nueva oportunidad? Ambos tendrán que vivir día y noche en la casa de House. “A las 6 de la mañana, a las once de la noche y más vale que les encuentren sentados en el sofá y comiendo del helado con la misma cuchara”, les dice el inspector.
El episodio termina con el doctor llegando a su casa. Abre la puerta y ve en silencio cómo Dominica bota en la cocina mientras baila una canción disco hortera. Parece que le hace gracia y tras un rato observándola dice. “Cariño, ya estoy en casa”.  
¿Será House capaz de convivir con Dominica durante estos meses? ¿Podrá olvidarse de Cuddy con su nueva mujer? ¿Está preparado House para la vida en matrimonio?