Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayetana: 24 años

"No hago nada. Nada. Me levanto de la cama, me arreglo y me voy a la calle".
"Me lo paso 'churruqui'. ¡¡Cómo me lo paso yo!!", asegura esta vallisoletana de 24 años.
Hija de un marqués, Cayetana se considera una chica feliz, vive sin complicaciones y, si las hubiera, su padre las solucionaría.
Sobreprotegida por sus progenitores y sus dos hermanos, no estudia ni trabaja pero tiene todo lo que quiere.
Le encanta comprar, ella acude sin dinero en efectivo ni tarjetas de crédito, su papá va luego a las tiendas a pagar sus astronómicas facturas.
Adora a su perro Pupy, su único amor.
Su mundo es perfecto salvo en el tema amoroso, algo que le cuesta un poco más.