Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enrique pasa la noche a la intemperie con la única compañía de su móvil

Enrique se comporta como un niño pequeño y, como todo niño pequeño, los regalos y lo material son todo lo que le motiva. Un móvil y una Tablet, eso es todo lo que Enrique necesita para sentirse feliz y sentirse completo pero, ¿qué pasará cuando Enrique vea que su familia se ha ido de casa sin avisarle? ¿Serán el móvil y la Tablet suficientes para que se sienta bien? Él se ha cansado de repetir que lo único que necesita en la vida son sus “juguetes”, y por ello Jero le ha puesto a prueba haciéndole pasar la noche solo en la calle con la única compañía de su móvil y su Tablet, sin la familia a la que no valora.