Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen se arrepiente de haber llamado "desgraciado" a su hijo constantemente

Los padres de Enrique han reconocido que el comportamiento que han tenido con su hijo no ha sido el mejor, por ello han aceptado una terapia con Bárbara para atajar el problema. Cuando Carmen ha escuchado la forma en la que ha estado tratando a su hijo no ha podido evitar romper a llorar y reconocer que ha rechazado a su hijo en muchas ocasiones y ha dejado por completo de lado a su pequeño. Durante años, esta madre de familia se ha refugiado en la ira y ha dejado de cuidar lo que importaba, su hijo. Tanto Carmen como su marido han puesto de su parte, han reconocido sus errores y han aceptado cambiar de ahora en adelante, ya no solo tendrán ojos para su hija pequeña.