Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Hermano Mayor' acude en ayuda de un chico de 18 años tirano y adicto al ordenador

Pedro García Aguada contará con la ayuda de David Bustamante, Sonia Cervantes y un terapeuta especializado en adicciones a sustancias no químicas en el proceso de rehabilitación de Iván, un chico de 18 años capaz de pasar 20 horas diarias delante del ordenador y que tiene a sus padres sometidos.

Es capaz de pasar hasta 20 horas jugando al ordenador. Su dependencia ha ido en aumento hasta tal punto que ha aparcado los amigos, los estudios, el deporte y hasta su higiene personal con tal de no levantarse de la silla y seguir la partida. Ha llegado el momento de que 'Hermano Mayor' termine con el juego. La vida real espera a Iván este viernes, a partir de las 21.30 h, en Cuatro.
El problema de Iván trasciende el mundo virtual donde ha quedado enganchado para afectar profundamente a su realidad. El joven ha roto toda relación con el mundo que le rodea para poder pasar más horas siendo el personaje tirano y dominante que es en su realidad virtual. Trata a sus padres, ya mayores, con un desprecio exactamente igual al que utiliza en su juego. Les grita, empuja, insulta y humilla. Incluso ha llegado a robar la tarjeta de crédito a su padre para poder acceder a su pasatiempo favorito.
'Hermano Mayor' Iván
Pedro García Aguado deberá, además de tratar su problema de mal comportamiento, enfrentarse a su dependencia al ordenador. Dos cuestiones que aunque se nutren la una de la otra, deben enfrentarse por separado. Para esta terapia, “Hermano Mayor” contará con la ayuda de un experto en adicciones a sustancias no químicas. Junto a él, elaborará una estrategia de “desintoxicación”. Pedro García Aguado recordará a Iván lo que es la vida real, y para ello contará con la ayuda de David Bustamante, ídolo del joven.
Además, Sonia Cervantes focalizará su trabajo en los padres del joven. Distanciados por la manera de afrontar su enfermedad, la terapeuta les ayudará a que se comuniquen entre ellos y afronten las dificultades juntos.