Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pilar conoce a Edurne y comprende lo que significa la transexualidad

Pilar se reúne con su nieta. "Me siento mujer yaya. No lo puedo negar. Sé que te molesta pero es lo que he intentado decirte y sentía que me despreciabas. Ahora voy a poner de mi parte. No me siento bien después de todo lo que te he hecho. Quiero que me entiendas, quiero ser como soy”, le dice Lorena a su abuela, que insiste en que la transexualidad no puede servirle de excusa. “Lo has aprovechado para comportante mal. El comportamiento y las normas son vitales. Me has hecho tantas cosas…”, dice Pilar ante Pedro García Aguado, que cree que Lorena tiene que cambiar para que su abuela la acepte. “El comportamiento es el muro. Si cambias eso tu abuela te verá como cualquier otra nieta." Después de hablar con su nieta, Pilar conoce a Edurne, una profesora de baile que la deja de piedra cuando le confiesa que es transexual. "Tu nieta va a ser igual que yo si la apoyáis  y la ayudáis. Cuando le dije a mi madre que quería ser una mujer le chocó pero tienes que abrirte. A mi abuela también le costó pero lo consiguió. Tienes que apoyarla, acompañarla al médico. Si no se va  a hundir", le dice Edurne a Pilar, que se queda más tranquila después de conocerla. “¡Qué maja eres! No lo imaginaba. Quiero unas normas porque es vital porque si no, no se puede convivir."