Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego se pone en la piel de su madre

Si Silvia aplica lo aprendido, Diego encontrará la resistencia necesaria en su madre. Ahora toca ver si está dispuesto a poner de su parte para cambiar la situación en casa. Pedro García Aguado le lleva a trabajar a un supermercado. La primera respuesta es no. "Tu madre coge cualquier trabajo para que no te falte de nada y tú la menosprecias. Te pongo aquí para que te pongas en su piel y dejes de ningunearla", le dice Pedro García Aguado a Diego, que finalmente acepta trabajar como cajero. Sin embargo, diez minutos de esfuerzo termina con la paciencia del joven, que deja su puesto de trabajo y sale corriendo. Es ahí cuando el coach de Cuatro le presenta al Sergio, el dueño del supermercado, que le demuestra a Diego que con esfuerzo todo es posible (él consiguió montar su negocio desde el hospital del Toledo donde se recuperaba de un accidente que le dejó paralítico). "Estuve toda la tarde con los colegas, habíamos bebido, cogí la moto y me choqué contra una farola. En el hospital tenía el proyecto que era montar este supermercado y desde la cama del hospital de Toledo lo montamos. Gracias a mi familia."