Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cabo Vadillo, a Diego: "Adquirir cosas robadas para venderlas es un delito"

Diego se considera un as de los negocios. “Tengo un don especial para los negocios. Sé buscar e intento conseguirlo por el precio más bajo. Si me fichara una multinacional ganaría en ventas”, dice Diego. Sin embargo, sus trapicheos ya le han metido en algún que otro problema. Diego necesita saber que lo que hace puede ser un delito y puede acarrearle penas de cárcel y por eso se pone en contacto con Pablo Vadillo. Acompañado por el policía, Pedro García Aguado se encuentra con Diego. “Eres Diego Luis Montero. Ha salido tu nombre en una investigación. En una casa de empeños por un material que procede de un robo con fuerza y eso son de tres años y medio a cinco años de cárcel. Aunque no lo sepas, quien adquiere cosas robadas para venderlas o quedárselas está cometiendo un delito. Eso es lo que has hecho. La ignorancia no te exime de pasar unos cuantos años en la cárcel.”