Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Aguado organiza una actividad para que Laura y sus padres se desahoguen

Uno de los problemas que más afectan en casa es la obsesión por la imagen que tiene Laura. Por eso, Pedro Aguado ha elegido un escenario donde los espejos fueran los protagonistas. Laura se ha desahogado, confesando que se siente sola, que ha echado en falta los cuidados de sus padres.  Además, les tiene odio y rencor por haberla encerrado en el centro. En cambio, su madre defiende que ha tenido todo lo que ha querido siempre, y si aceptaron que entrara en el centro de menores es para que se diera cuenta de lo que estaba haciendo con su vida.