Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alfonso: "No amenazaré más a mis padres y me acostumbraré a vivir con lo que tienen"

Obsesionado con el tunning y el dinero, Alfonso convirtió su casa en un auténtico infierno. Su comportamiento cruel, egoista y agresivo rompió la unidad familiar y provocó que sus tíos y sus primos le hayan dado de lado. Pedro García Aguado era la única esperanza para los padres de Alfonso, que han recuperado el apoyo de la familia para poner fin al imperio del terror en que se había convertido su vida.

Aquejado de una grave enfermedad desde que era un bebé, Alfonso fue un niño sobreprotegido. Acostumbrado a tenerlo todo desde niño, con los años, Alfonso se convirtió en un auténtico tirano capaz de jugar con su enfermedad para conseguir lo que quería. "Si los chantajeo con mi enfermedad ellos van a acabar dándomelo porque no van a consentir que me pase nada. Lo que quiero lo consigo, tarde o temprano."
Alfonso jugaba con el miedo de sus padres. "No creo que te dé igual que el único hijo que tienes no se haga la diálisis porque hasta donde llegue el riñón llegó." Ese era el tipo de frases que Alfonso dedicaba a sus padres siempre que intentaban ponerle límites.
"Me habéis acostumbrado desde chico a tenerlo todo"
Alfonso trataba de buscar justificaciones a su comportamiento violento y agresivo. "Me habéis acostumbrado desde chico a tenerlo todo. Hubiera preferido más cariño del que me habéis dado antes que los caprichos", les decía a sus padres durante la terapia. Las excusas no servían a sus padres. "He estado más en el hospital más que en casa y no te ha faltado nunca el cariño de tu padre y de tu madre", le decía desesperada su madre. 
Alfonso comprende el daño que está haciendo a su familia
Sin el apoyo de su familia, Alfonso se estaba quedando sólo. Sus tíos, sus primos e, incluso, su abuela le repudiaban y él parecía haberse puesto una coraza. No parecía importarle. Sin embargo, el trabajo con Pedro García Aguado le hace comprender el daño que había hecho y hacía a su familia. Enfrentarse a su realidad encerrado en un ataud le abrió los ojos. Por fin Alfonso comprendió el daño que estaba haciendo a los suyos.
Alfonso tendrá que someterse a diálisis
Alfonso empezaba a dar sus primeros pasos para iniciar una nueva vida en la que los gritos y las amenazas no tenían cabida. El golpe de efecto final para cambiar su rumbo se lo daban en el hospital. Tras muchos años, los médicos le confirmaban que tenía que someterse a diálisis. Por primera vez, Alfonso reconocía su miedo. "Es la primera vez que se echa a llorar en consulta", le decía su madre a Pedro García Aguado.
Alfonso recupera a su familia
Alfonso ya no quiere dar pena ni tener atemorizados a sus padres. "La enfermedad está ahí pero no quiere decir que lo tenga que utilizar para dar pena ni para sacar dinero. Mi madre no es ninguna esclava. Si yo quiero algo puedo hacerlo, porque mi enfermedad no significa que esté impedido."
Alfonso quiere empezar de cero y que la relación con sus padres se base en el cariño y el respeto. No quiere más amenazas, no quiere volver a aterrorizar a sus padres. La familia está ahora por encima de todo y por eso pide perdón. "No voy amenazarlos más y voy a acostumbrarme a vivir con lo que tienen."
Alfonso devolverá a su abuela el dinero que le robó
Gracias a la terapia, Alfonso ha tomado conciencia del daño que hizo a su familia con el robo a su abuela. Arrepentido de su comportamiento, Alfonso quiere empezar de cero y la mejor forma es disculparse con su abuela, que pese a su delicado estado de salud ha querido estar al lado de su nieto, que se ha comprometido a devolverle el dinero. "Toma abuela, los dineros de las cosas que te cogí. Ya te lo iré devolviendo poco a poco como pueda."
La abuela de Alfonso ha sabido perdonar. "A ver si te haces un hombre", le ha dicho a su nieto, que no estará solo en el camino que ha iniciado gracias a Pedro García Aguado y 'Hermano Mayor'. Su familia estará con él. "Los que están contigo son una mina", le ha dicho su abuela.