Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las familias de Borja y Adrián: el regreso

Hermano Mayor. El Regreso acude de nuevo a casa de dos jóvenes a los que ya ayudó para intentar resolver los nuevos problemas a los que se enfrentan
¿Qué ocurre cuando Pedro García Aguado y todo su equipo se van? En Hermano Mayor. El regreso podremos ver el resultado... y los nuevos retos a los que se enfrentan estos chicos, retos para los que a veces aún no están preparados.
Hermano Mayor responde de nuevo a la llamada de dos jóvenes a los que ya ayudó: Borja y Adrián. Sus vidas han dado un giro desde que Hermano Mayor pasó por sus casas pero ahora tienen nuevos problemas que resolver... Aunque, gracias a Pedro García Aguado, su actitud es distinta: ya saben cuáles son sus limitaciones, cuándo y a quién pedir ayuda. El Hermano Mayor les ha hecho madurar.
Borja, protagonista del programa en la primera temporada, ya no rompe los muebles ni estalla en violentos arranques de cólera cada vez que su madre le pide algo pero el tiempo pasa y no encuentra trabajo. La falta de estudios y los años pasados sin trabajar le pasan factura en un momento económico especialmente complicado. El paro amenaza con destrozar de nuevo el frágil equilibrio que ha conseguido en los últimos meses... ¿Cómo salir adelante? ¿Cómo recuperar la autoestima necesaria para encontrar un empleo? Borja vuelve a confiar en Hermano Mayor.
El caso de Adrián es bien distinto. Hace menos tiempo que Hermano Mayor entró en su vida, fue en esta segunda temporada y el resultado está a la vista. Adrián trabaja de albañil, se administra su dinero, es reconocido en su trabajo... En definitiva, está satisfecho con su nueva vida... ¿Con todo?... No. Un nuevo problema le preocupa especialmente, un problema que amenaza con volver a convertir su hogar en un infierno. Hermano Mayor acude en su ayuda.