Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Lidia

El Hermano Mayor se enfrenta a un nuevo caso: Lidia, una joven de 21 años que consume drogas y tiene desesperados a sus padres. Pedro García Aguado acudirá en su ayuda
En el hogar de la familia se vive una situación muy difícil. Lidia coge cosas a sus padres para luego venderlas y conseguir dinero. Les grita, les insulta y no permite que le digan lo que tiene que hacer. Tal es la perdida de confianza de sus padres que le han quitado las llaves de casa.
Pero Lidia se defiende de las acusaciones de sus progenitores. Asume que consume drogas, pero para ella no son la raíz del problema. Opina que siempre ha sido rebelde, sólo que últimamente se ha agudizado su comportamiento porque ha perdido el autocontrol. Sus padres han intentado llevarla a un centro de desintoxicación y han pedido ayuda para encontrar una solución pero la joven rechaza toda ayuda porque no cree que tenga un problema.
No hace nada con su vida, sólo le gusta salir de fiesta y estar todo el día en la calle con sus amigos. Es tal la rebeldía, que hace unos meses se marchó de su casa para dedicarse a recorrer España a la aventura sin preocuparse del estado de ansiedad y desesperación en el que había dejado a sus padres.
Pedro García Aguado no lo va a tener nada fácil.