Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carta de Pedro García Aguado

Hola,
Estoy muy contento del resultado que ha tenido la primera temporada de Hermano Mayor y de haber podido ayudar a jóvenes como tú a dejar de sufrir. Todos ellos se han sentido comprendidos y acompañados en el proceso de cambio, tú puedes ser uno de ellos, pídeme ayuda y allí estaré. Muchas personas me han felicitado por la calle y eso me hace sentir orgulloso de ver que el programa ha funcionado. Muchos se han acercado a pedirme consejo, ayuda y darme su apoyo.
En la primera temporada hemos conseguido restablecer la convivencia en todas las casas a las que hemos ido. Se hace necesaria una segunda temporada y en ello estamos trabajando con más ilusión si cabe. Me gustaría poder ayudaros a padres y a vosotros los jóvenes. Me gustaría ser un revulsivo para vuestros hijos, devolverles la confianza, hacerles creer en sí mismos de nuevo y afrontar las crisis y los problemas sin recurrir a la violencia.
Estaré encantado de ir a vuestras casas y ayudar a que vuestros hijos entrén en razón y desistan de ese comportamiento inaceptable que tanto sufrimiento os está causando, y tanto daño les hace. Siempre hay un principio para el fin, deja que te ayude.
Firmado,
Pedro García Aguado.