Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lado más impulsivo de Andrés, a golpes con todo y contra todos: "¡Vais a cobrar!"

El dinero es un tema delicado en casa de la familia. Solo la madre trabaja y el padre está en paro, lo que hace que la economía familiar sea la justa. Andrés pide dinero para salir con sus amigos y sus padres no solo se niegan a dárselo, sino que temen que se vuelva a meter en líos al salir de fiesta. Esto provoca la ira de Andrés, que tiene palabras para sus padres como “vais a cobrar” o “¿te quieres comer la mesa?” Pero esto no es lo único que hace el chico, pues no duda en enrollar una toalla para golpearlo todo, aflorando su lado más agresivo.