Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piluca acepta ser la secretaria de Cristóbal por un sueldo de 1.500 euros

Julián lleva mucho tiempo sin pasarle la pensión a Pilar, por este motivo se ve obligada a buscar trabajo para poder mantener a sus hijos. Cristóbal decide contratarla como secretaria para que le lleve todas sus euniones y mitines. Parecía que no iba a durar mucho tiempo con el político pero Piluca les sorprende a todos y sobre todo a su ex.