Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Tienen un leopardo ahí dentro. Vámonos de aquí cuanto antes”

Suena el teléfono. Es la policía tailandesa. Frank está a punto de enfrentarse a una complicada misión. Tendrá que visitar una casa, a las afueras de Bangkok, para comprobar si  en su interior hay animales enjaulados de forma ilegal. “Han detenido a un tipo en el aeropuerto y creen que tiene dos tigres en su casa. Me han dicho que vaya a echar un ojo”. Después de armas y drogas el tráfico de animales es el tercer negocio más potente del mundo.

Gracias a esa “cámara llavero” Frank pudo demostrar a la policía que sí, que en esa casa se estaba comerciando con animales.