Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frank nos muestra lo que lleva en su mochila pero pasará dos días en la selva sin ella

Cuando va a la selva no se separa de su mochila y Frank nos muestra su contenido: “Mi tienda de campaña, una linterna, una bolsa de plástico que vale para muchas cosas, un teléfono satélite (me obliga mi mujer a llevármelo), mi palo para coger serpientes, un mechero para hacer fuego, mi cámara de vídeo por si me encuentro un dinosaurio, una botella de agua, una gorra (por si pierdo mi gorra), un chisme de galletas, mi bolsa de las medicinas, un chascarrillo para hacer fuego, un lápiz pero no sé para qué, la cosa de los labios y siempre llevo brújula”. Nada más, bueno sí un huevo Kinder que encuentra y solo abre cuando está muy aburrido. Sin embargo, Frank abandonaba su mochila y decidía perderse en la selva de Tailandia donde sobrevivirá dos días sin agua ni comida.