Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe y Noelia ganan el duelo a los amarillos y competirán con los toreros en la gran final

Los toreros del equipo rojo y los morados competirán por la gloria en la gran final que se celebrará en Marrakech. La suerte dio la espalda al equipo amarillo, que sufrieron una penalización de los rojos y vieron cómo Felipe y Noelia llegaron antes a la meta en una disputado duelo.

Los tres equipos semifinalistas van a pasar las noches previas a la semifinal compartiendo una noche de descanso en un hotel de montaña. La velada, que se prevé tranquila, se convierte en una noche cargada de tensión, puyas y acusaciones cruzadas entre los equipos rojos y morado.
Las parejas parten de la salida con la certeza de que los que hagan las maletas sufrirán la eliminación más dura de todo el programa por lo cerca que quedan de la gloria.
Raquel Sánchez Silva explica la novedad de la semifinal. Por primera vez, los que lleguen al punto Premium, además de tener el pase asegurado para la final, se llevarán el dírham de oro. Las miradas y las caras de concentración de los concursantes lo dicen todo: en esta batalla ya no quedan amigos.  
LOS AMARILLOS SANCIONAN PRIMERO
Ismael e Iván son los más rápidos en la prueba de sal. Además de subir antes al jeep camino del punto Premium, deberán castigar a otro equipo. No dudan: Los amarillos. Su estrategia se la dejaron clara a Felipe “los toreros son los más fuertes y queremos llegar a la final contra ellos”.
La prueba es para estómagos fuertes. Los equipos deberán encontrar un punto dorado entre muchos platos, pero para eso deberán comerse el suculento contenido, una mezcla de sesos con caldo. Por cortesía de los amarillos, Felipe y Noelia tendrán un total de 32 platos (el doble que sus rivales).
LOS TOREROS, PRIMEROS FINALISTAS
Varias vomitonas más tarde, Cristina y Alejandro da Silva encabezan la carrera, seguidos por los morados (¡¡Noelia encontró el punto dorado en su segundo plato!!) y muy de cerca los amarillos.
Tras llegar a un nuevo punto de control, deben conseguir un sobre con las indicaciones para llegar al Premium en lo alto de un árbol y la única forma de conseguirlo es construyendo una escalera con cajas. Al llegar los morados y los amarillos, los toreros ya están en lo más alto.
Raquel espera a los expedicionarios en el punto Premium al lado de un puente, pero vaya puente. Sujetados por unas cuerdas y a más de 30 metros de altura, las parejas deberán cruzar un puente colgante que parece sacado de una película de Indiana Jones.
DUELO TENSO EN LA RECTA FINAL
Para sorpresa de Felipe y también de los amarillos, Cristina y Alejandro deciden que su sanción se decida a cara o cruz. Lanza el dírham y el resultado es que Ismael e Iván deberán salir dos minutos más tarde y cargar más vasijas en el tramo final. En una de esas vasijas estará la llave que libere al compañero que espera en el final de la etapa. 
A pesar de la sanción, Ismael acorta distancias con Felipe y en cuánto se pone a su altura, éste se transforma y estalla. Ismael mantiene su paso, pero el cabreo que tiene Felipe, además de acojonar a cualquiera, le hace sacar más fuerzas. 
FELIPE Y NOELIA, ¡SEGUNDA PAREJA FINALISTA!
Una vez más la suerte acompañó a la pareja morada hasta el punto que Raquel le comentó a Noelia que tiene “una enorme estrella encima de la cabeza”.  En la primera vasija que rompe la modelo, aparece la llave que les daba el pase a la final. Iván desde arriba, miraba incrédulo.
Los mismos morados se veían fuera de la aventura al comentar el final de la etapa, pero en Expedición Imposible no todo es fuerza física. Para el recuerdo la dedicatoria de Felipe poniéndose la camiseta de su “niña” y la emocionante llegada hasta Raquel.
IVÁN E ISMAEL SE MARCHAN CON LA CABEZA ALTA
El equipo amarillo abandona ‘Expedición’ sintiendo que han cumplido su objetivo: “vinimos a pasar una aventura juntos y hemos conocido una cultura muy hospitalaria, humanitaria y muy segura”.
La suerte que tuvieron al ser rescatados varias etapas antes les abandonó en la semifinal, aun así ellos reconocieron que “la última etapa no podía tener mejor finalistas”. Por méritos deberían ganar los toreros, pero por esfuerzos pueden ganar también Felipe y Noelia porque se han esforzado muchísimo”.