Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unai y su familia se mimetizan con India: Comida y juegos con los Rajender

Amaia no tiene muy claro lo que le gusta de la comida india, parece que lo que ven sus ojos no le apetece mucho y aunque lo intenta, sus caras son todo un poema. Su madre decide llevarla con los otros niños y, aunque al principio parece que no hay mucha conexión, Unai se acerca y dibuja un león. Esto hace que los niños, emocionados, se animen a dibujar. En casa de los Rajender no hay televisión y hay muy pocos muebles, para ellos los occidentales somos muy exóticos.