Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así de fácil es poner una reclamación por intoxicación alimentaria sin informe médico

Nuestra compañera Rebeca se hace pasar por una turista inglesa que estuvo España y supuestamente sufrió una intoxicación alimentaria. Va a varios bufetes de abogados para poner la reclamación y en ninguno de ellos le piden el informe médico para probar que estuvo mala. En uno de ellos no le piden ni la reserva del hotel y le aclaran qué puede ganar entre 1.800 y 2.400 euros.