Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así se convierte un filete de atún claro en uno de atún rojo con jugo de remolacha

El atún rojo es el más caro del mundo. Un filete de esta especia cuesta unos 25 euros, sin embargo en la mayoría de restaurantes y pescaderías nos venden otras especies haciéndolas pasar por atún rojo, ¿como lo hacen? El truco más utilizado es el jugo de remolacha. Tintan el atún claro, qué cuesta unos 12 euros cada filete, con este colorante y lo hacen pasar por atún rojo. Una técnica que hace que el consumidor escoja este intenso color rojo frente al qué tiene de forma natural.