Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yeray ha echado a su madre de casa

Incontrolable, manipulador y mentiroso, a Yeray le da todo igual, incluso su madre, que ha tenido que irse a vivir con su hermana por miedo.

La situación en casa es insostenible. Yeray pierde los nervios con su madre y golpea todo lo que encuentra a su paso hasta que sangra. "En el momento que tienes tanta rabia no sientes dolor. Cuando veo sangre paro", dice el joven que reconoce que las cosas podrían haber sido diferentes si su padre siguiera con ellos. "Empecé a cambiar desde la muerte de mi padre. Si él estuviera aquí me podía haber frenado más", dice el joven.