Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve El Campamento

Pedro García Aguado vuelve a ponerse al frente de 'El Campamento' para afrontar el reto de ayudar a jóvenes que se encuentran en una situación límite y enseñarles la importancia de las normas, la disciplina y el respeto.

Ocho jóvenes de entre 18 y 22 años, con graves problemas de conducta y serias dificultades para relacionarse con su entorno, se enfrentarán a una oportunidad única para reconducir sus vidas: aprender a resolver los conflictos a través del esfuerzo y la superación personal; adquirir hábitos saludables y trabajar las relaciones desde la asertividad y el respeto conviviendo durante tres semanas en “El campamento”, coach presentado por Pedro García Aguado que vuelve a la parrilla de Cuatro el próximo 7 de octubre, a las 22:30 horas, estrenando una nueva localización: el Cabo de Gata.
La relación entre los jóvenes -controlada por el equipo del programa durante las 24 horas del día- no será fácil, ya que ninguno de ellos está acostumbrado a respetar las normas ni el trabajo en equipo. Con un alto nivel de egoísmo, situaciones vitales muy complicadas y sin ningún tipo de comodidades ni privilegios, los chicos deberán aceptar unas directrices que cambiarán sus vidas para siempre
Uno de los principales problemas de estos jóvenes es su falta de disciplina y respeto. En “El Campamento”, tendrán que enfrentarse a los retos que les plantearán las actividades diarias, aprenderán a superar las dificultades y los miedos de sus propias vidas y se verán obligados a seguir estrictas reglas de convivencia, algunas de ellas tan elementales y necesarias como respetar a sus compañeros y al equipo, no consumir drogas ni alcohol o permanecer dentro de los límites del campame.
[[QUOTE1]]

Nueva localización del campamento
El Cabo de Gata en Almería será la nueva ubicación de “El Campamento”, una zona privilegiada por su paisaje y sus playas pero con un clima extremo que dificultará aún más la convivencia entre los jóvenes por sus elevadas temperaturas, la humedad y el viento. En este paraje no habrá posibilidad de esconderse ni de tener intimidad y tendrán que enfrentarse a su principal enemigo: ellos mismos.
El contacto con el mundo laboral constituirá una parte importante de la experiencia en “El Campamento”
En esta edición, los chicos sólo saldrán del campamento para acercarse a localidades cercanas donde trabajarán junto a personas muy diferentes a ellos (pescadores, pequeños comerciantes, guías turísticos, inmigrantes...) con quienes conocerán las dificultades de sus respectivas situaciones, muchas de ellas más duras que las suyas propias, y aprenderán el valor del trabajo y el esfuerzo. Este contacto con el mundo laboral, el primero para algunos de ellos, les mostrará una realidad muy útil para iniciar una búsqueda de empleo tras su paso por el programa.
La convivencia, clave para el buen funcionamiento del grupo
Uno de los principales retos que tendrán que afrontar los chicos es mantener una buena convivencia. Acostumbrados a vivir de una forma egoísta y anárquica, les costará asumir las reglas y sentirse comprometidos con el resto de sus compañeros, ya que sus acciones tendrán siempre consecuencias para el resto del grupo. La falta de confianza, la intolerancia al fracaso y la tendencia a abandonar en cuanto surge el más mínimo esfuerzo hará que muchos de ellos se planteen seguir adelante y generará más de un conflicto.
Un consolidado equipo de expertos
Al frente de “El Campamento” volverá a estar el coach Pedro García Aguado (“Hermano Mayor”), medallista olímpico y terapeuta, que contará con la ayuda de un sólido equipo formado por Sonia Cervantes, especialista en jóvenes con problemas de autoestima, autoimagen y autoconocimiento, que interviene en los momentos más difíciles para que los chicos exterioricen las razones de su conducta y vuelvan a confiar en ellos mismos; Alberto Ayora Hirsch, teniente Coronel del Ejército de Tierra, experto en alta montaña y monitor del campamento; y los terapeutas Nacho Santisteban y José Manuel Cornejo, que velarán por conseguir los objetivos de la convivencia y el cumplimiento de las normas.
Pero también habrá otras que provocarán un gran rechazo entre los jóvenes, como la obligación de vestir un uniforme, la prohibición de usar piercings o maquillaje y la limitación del tabaco. Al despojarse de su indumentaria y efectos personales, emprenderán un ritual con el que iniciarán el cambio hacia su nueva vida.
Esta experiencia de supervivencia en plena naturaleza supondrá un choque brutal con su acomodada vida anterior y provocará situaciones extremas que les ayudarán a reflexionar sobre su realidad y la relación que mantienen con sus respectivas familias y entornos.