Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza el desafío

El viento está llevando los globos hacia las montañas en vez de ir hacia el lago. Es imprescindible corregir el rumbo. El GPS ha dejado de funcionar por el frío. Viajan a 52 kilómetros por hora por lo que, si el viento no cambia, será posible conseguir el desafío.