Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

3, 2, 1… ¡A volar!

Esta vez sacan los tubos del globo lo más tarde posible para evitar que se congelen pero el primer problema no tarde en aparecen: detectan una fuga de propano en uno de los globos. Si hay un incendio en la barquilla el globo asciende hasta 2.000 metros antes de desintegrarse. Las previsiones anuncian viento, el enemigo número uno para el globo. A pesar de los inconvenientes consiguen despegar.