Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Calleja: “No me preocupa llegar al final de la sima, me preocupa salir vivo de aquí”

Tras cinco días sin ver la luz del sol, cuatro kilómetros de galerías, pozos y gateras, bajo el agua helada de cascadas subterráneas, Jesús Calleja cuenta en 'Noticias Cuatro' que debido a las inundaciones provocadas por las fuertes tormentas que se están produciendo en el valle del Cáucaso ha tomado la decisión por prudencia. "Ahora mismo nuestro problema no es llegar al final de esta sima, me preocupa salir de aquí vivito y coleando", comentó.

Jesús Calleja se queda a las puertas de su meta, que era descender hasta los 2080 metros y que únicamente se puede lograr buceando en una galería inundada. Aún así, ‘Desafío Extremo’ se convierte en el primer equipo de televisión que graba a tanta profundidad, revelando las entrañas de la Tierra.
En busca del sueño de Julio Verne
El ambicioso reto de Jesús Calleja de llegar hasta las entrañas de la Tierra, tal y como Julio Verne describió en su novela hace casi 150 años ha sido seguido con inquietud por sus seguidores a través de de la cobertura de los programas de actualidad de Cuatro. Durante el peligroso trayecto, Jesús Calleja ha tenido que atravesar ‘La gran cascada’, un pozo volado de 152 metros de largo.
Ayer, su hermano Kike mostró en 'Te vas a enterar' su preocupación  al perder el contacto con Jesús: "Parece que las cosas se deben haber complicado ahí abajo porque tendríamos que haber tenido noticias suyas hace horas".
Poco antes de tomar la decisión de regresar, el aventurero de Cuatro dijo en 'Las mañanas de Cuatro' que se encontraban ante la etapa “más dura”, un pasillo de 300 metros donde la máxima anchura son 40 centímetros y cuyo recorrido puede inundarse rápidamente.
La historia de la sima Krúbera-Voronya
La sima Krúbera-Voronya se localiza a 2240 metros sobre el nivel del mar, en el macizo karstiko de Arabika, junto al mar Negro, e n la República de Abjasia. Conocida desde la década de 1960, solo se había alcanzado una profundidad de -340 metros en agosto de 1992, cuando comenzó la guerra civil abjasia, y se pospusieron las exploraciones.
Las exploraciones se retomaron cuando se estabilizó la región, en agosto de 1999. Se encontró la continuación de la sima, lo que atrajo los esfuerzos del CAVEX Team (un equipo internacional compuesto por rusos, españoles, checos, ucranianos, franceses, británicos, etc.) y la Asociación  Espeleológica Ucraniana, lográndose superar el récord del mundo de profundidad hasta en ocho ocasiones entre enero de 2001 (‐1.710 m) y agosto de 2012 (-2.197 m).