Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En el Canal de los Presos se reflejan caras de obreros que piden una venganza

El Canal de los Presos, en el bajo Guadalquivir y con 158 km, fue construido por los presos de la posguerra para servir al riego de 58.000 hectáreas. Más de 2.000 presos hicieron su pena por trabajo. Según José Luis Hermida, la aparición de figuras en esta zona se debe a la energía telúrica que genera la corriente de agua, una energía que les da fuerza a estos presos para plasmarse y buscar venganza.