Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Krampus, la figura demoníaca que buscaba a los niños que se habían portado mal

La tradición del Krampus sigue vigente. Este demonio con cuernos de cabra, patas de chivo y una larga lengua, aprovecha las fiestas navideñas para ir en busca de los niños que se han portado mal durante el año. Chupa la sangre a los niños cuando tiene hambre o los lanza al río. Muchos niños siguen poniendo velas en las ventanas en las frías noches de invierno para ahuyentarle.