Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gran tragedia

El 24 de mayo de 1964, juegan Perú contra Argentina en el Estadio Nacional de Lima. El árbitro anula el gol que suponía el empate para los locales, en ese momento un hincha se dirige al árbitro para darle agredirle y cuatro policías le interceptan.
El público empieza a recriminar su actitud a las fuerzas de seguridad y estas intentan calmar los ánimos lanzando gases lacrimógenos, la gente entra en pánico e intenta huir pero las puertas del estadio están cerradas, los hinchas se van acumulando y asfixiando. Los aficionados, al ver que hay gente muriendo saltan al campo y matan a los policías. Finalmente, el partido deja 320 muertos, la mayor tragedia de la historia del fútbol.