Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gol de la muerte

Al Escobar le ocurrió lo peor que le puede ocurrir a un central, en un partido donde se jugaban la vida contra Estados Unido en el Mundial de 1994, el defensa despejo mal un balón y acabó metiéndose un gol en propia puerta. Dos días después de ese partido, cuando el jugador sale de un restaurante alguien aparece, le increpan por ser el hombre que eliminó a Colombia del Mundial y le pega seis tiros que acaban con su vida.