Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Tenía unos ojos negros muy profundos”

Javier Enfedaque, conductor profesional y testigo de lo insólito. “Era un ser extraño tenía unos ojos negros muy profundos, muy alto e iba vestido de forma antigua”. El estaba paseando con sus dos perros por un camino que va al monte. “A cuatro kilómetros del pueblo vi a alguien que venía hacia mí y los perros salieron corriendo hacia el pero a mitad del camino dieron media vuelta y vinieron hacia mi”. Continuamos andando hacia el hombre, estaba muy pálido y llevaba los zapatos completamente limpios por un camino de tierra”. Javier notó que no tenía vida en la cara y por eso cree que se trata de un ser que no es humano.