Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel vio en la cámara un niño que no era el suyo

Raquel por aquel entonces vivía en casa de su madre y el niño que tenía 8 años y ya dormía solo. “Me desperté de repente, miré la webcam y la sorpresa es que el niño que veo no es el mío”. Raquel empezó a gritar y resulta que el niño estaba con su abuela en el salón. “Fuimos corriendo hacia la habitación pero no había nadie. Sin embargo, la sorpresa fue mayor cuando me di cuenta de que la cámara estaba desconectada”. Raquel nos relata que el niño que aparecía en la cámara estaba en movimiento con los ojos abiertos. Esta visión me inspira miedo a lo desconocido  porque no le encuentro explicación.