Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre del sombrero

El hombre del sombrero y vírgenes que lloran sangrecuatro.com

Jaime tiene horrible pesadillas donde ve a un hombre con bigote y sombrero

En Torrecampo se produjo un milagro en 1936 con la virgen de la Vereda


Los niños tienen un sexto sentido pueden ver cosas que nosotros ya no concebimos. El hombre  del sombrero, el chico enfermo de piernas largas y delgadas, el muerto que sonríe avanzando en la oscuridad…  Son cosas que quizá en su día nosotros vimos y tal vez llegamos a dibujar. ¿Se trata tan solo de fantasías?, ¿De un universo que se olvida para siempre?, ¿O esa es tan solo una excusa que los adultos empleamos para huir de la inquietante verdad?
Pocas cosas hay con tanta fuerza como el dibujo de un niño. No puede parecer algo simple a primera vista pero no lo es. Quizá hay ecos que rebotan en esos trazos, ecos de lo que somos o de lo que fuimos. Fantasías, terrores infantiles, pesadillas… Se ha dicho de todo en torno a un fenómeno que afecta a miles de niños en todo el mundo.
Queremos entrar en este mundo un poco prohibido. Contamos la historia de Jaime un niño de Canarias. Desde hace más de cuatro años un extraño fenómeno viene alterando la paz de una familia canaria. Un misterioso suceso que aterra a su hijo mayor de tan solo ocho años de edad y que vive con miedo debido a las violentas pesadillas que experimenta durante la madrugada. “Con seis años empieza a despertarse varias veces en la noche gritando y pataleando”, cuenta su madre. El niño no descansaba, alguien estaba alterando su tiempo de sueño, pero ¿quién? Una imagen que en ocasiones cobra vida por la noche y parece traspasar la barrera de la realidad.
El miedo es cada vez mayor, el niño ya no quería dormir en su casa. Un psicólogo y un neurólogo habían descartado cualquier problema pero el niño seguía teniendo las pesadillas. Llegaron a practicarle hasta un exorcismo y el niño le previno a su padre de un accidente de tráfico. Jaime no ha vuelto a ser el mismo y es que aun existen numerosas incógnitas por resolver.
Cuarto Milenio se adentra en otro extraño suceso: el de las vírgenes que manan sangre. En algunos casos se ha tratado de farsas pero otros muchos aun continúan sin resolverse  y otros ya han sido catalogados como auténticos milagros. En la localidad de Torrecampo en la provincia de Córdoba, sus iglesias fueron saqueadas durante la guerra civil salvo una virgen. La fama milagrera de la virgen de la vereda protectora de los heridos e inválidos surgió a través de un trágico accidente. Uno de los milicianos la disparó y lejos de romperse en mil añicos la figura permaneció intacta, aunque se dice que manó sangre.