Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Iker: las experiencias de atisbo

"Yo no entiendo la vida sin vocación. No hago este programa como quién hace un trabajo. Para mí esto no es trabajar, es perseguir un sueño que tenía desde niño. Y un sueño desde niño era que otros niños, jóvenes o adultos con alma de niños pudieran ir a esa exposición, a un sitio que yo imaginé alguna vez repleto de figuras, de historias y de anzuelos para que cada uno si quiere consiga una vocación".