Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pasamos un día con Iker y Carmen en el lugar más tenebroso de estos 500 programas

Sisla, Toledo. Las ruinas de un antiguo palacio. Una zona de pruebas militares de acceso restringido. Y un grupo de periodistas dispuestos a adentrarse en un gran misterio. En este escenario hemos pasado un día junto a Iker Jiménez y Carmen Porter para, con su inestimable experiencia, recorrer los rincones más espeluznantes de las ruinas del Palacio. Nos convertimos en parte de la nave del misterio por un día. 
 

Escoltados por el ejército de tierra, y sin saber muy bien qué nos íbamos a encontrar, llegamos a las ruinas de lo que en el pasado fue un palacio. Con Iker Jiménez y Carmen Porter como guías de excepción y la inagotable generosidad del Coronel Pedro Baños, nos adentramos en lo que comenzó siendo un convento y que hoy supone parte del decorado natural de una zona militar. Restos. Restos de una edificación imponente que hoy se convierte en el escenario de una grabación que busca encontrar respuesta a lo sobrenatural.
Caminamos unos metros y nos encontramos dentro de un círculo formado por unos asientos de piedra en los que vemos rostros demoníacos. Iker Jiménez nos explica que en el centro otrora hubo una mesa, ¿para realizar sacrificios? No lo sabemos, pero sí sabemos que el simple hecho de encontrarnos en este círculo nos perturba. Se trata de un lugar en el que, tal y como reflejan los medios de la época, tuvieron lugar muertes violentas y en extrañas circunstancias. Seguimos dentro del círculo. 
Iker Jiménez y Carmen Porter: "Lo que hemos encontrado aquí nos ha superado"
Iker Jiménez nos explica cómo la noche que pasaron realizando la grabación en las ruinas se convirtió en una de las más aterradoras de su andadura. "Había lugares por los que el mismísimo Aldo Linares no quería pasar, lugares que suponían demasiada tenebrosidad para él". 

Lo que hemos encontrado aquí ha superado todas nuestras expectativas

Iker Jiménez

iker2
Conocemos a Daf, el perro policía experto en explosivos que participó en la grabación y que, tal y como nos explica su entrenador, nunca antes se había comportado de la forma en la que lo hizo: "Lloraba, aullaba, se colocaba nervioso junto a uno de los asientos del círculo". El asiento en el que Iker y Carmen se sientan para hablarnos de lo que allí sucedió. Voces de niños en medio de la noche, extrañas sensaciones en los miembros del equipo, el comportamiento extraño de los aparatos de medición electromagnéticos. 
Nos vamos de allí con la sensación de haber formado parte de uno de los momentos más especiales y asombrosos en la historia de 'Cuarto Milenio'. Un programa que que aún no ha escrito su capítulo final, al igual que las ruinas de Sisla, un lugar del cual aún no conocemos toda la verdad

Ver más de: