Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gimnasia rítmica no volverá a ser un deporte de niñas nunca más

84 niñas y un niño. Carlos Torres tiene 14 años es el único niño en su club de gimnasia rítmica. A los cuatro años se aprendía los bailes que hacía su hermana. Y descubrió que era su pasión. Rodeado de niñas, pisa fuerte el tapiz a golpe de aro o de cinta. Y demuestra día a día que la gimnasia rítmica no es un deporte femenina.