Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un virulento ciberataque a Telefónica obliga a apagar todos los ordenadores de su sede

A primera hora de la mañana saltaban las alarmas en Telefónica. Pantallas que se van a azul, ordenadores que se bloquean y minutos después, el aviso por megafonía para que todos los empleados apagaran sus ordenadores y a partir de ahí, la crisis.

Estamos ante un ciberataque con un software que bloquea pantallas y teclados. Enseguida han empezado a circular por la Red los supuestos mensajes de los hackers pidiendo un rescate en bitcoins, la moneda virtual, bajo la amenaza de destruir datos.

Como solución de urgencia, apagar todos los ordenadores y los 12.000 empleados de esta sede central, a casa, sin poderse llevar los portátiles y sin conexión wifi con la empresa.

Telefónica asegura que el ataque sólo afecta a la compañía y que los usuarios pueden estar tranquilos. Ahora este hombre, un exhacker actual responsable de la seguridad informática de Telefónica, deberá descubrir cómo ha podido suceder uno de los ataques más agresivos que ha sufrido la compañía.

Nada más arrancar la tarde, Telefónica ha dicho que se había parado a tiempo y que estos ataques son frecuentes, pero que este era tan virulento que han decidido apagar los sistemas por precaución. Dicen que el martes, después del puente, darán a los trabajadores nuevas directrices sobre cómo tienen que entrar al sistema.