Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Demasiadas incógnitas tras el asesinato de dos agentes forestales en Lleida

Toda Lleida llora la muerte de los dos agentes forestales, David y Xabi. El asesino confeso, Ismael Rodríguez,  se enfrenta a 15 años de prisión por cada uno de sus crímenes, quienes le conocen, no salen de su asombro.

Tan sólo él, en comisaría desde el sábado, sabe exactamente qué pasó por su cabeza cuando apretó el gatillo contra los dos agentes forestales.

Repite sin cesar que le dio un vuelco el cerebro, que fue un acto mecánico y que está hundido por haberlo hecho, demasiadas incógnitas siguen en el aire.