Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Menores en el limbo

La mayoría de los menores en el limbo, de los que el Estado ni sabe que existen, son inmigrantes que se escapan de centros de menores. Hemos estado con varios de ellos en Ceuta. Vulnerables a las redes y a las células yihadistas, sobreviven como pueden cada día. "El otro día vino un mafioso del Príncipe, nos dijo que por 2.000 euros nos podía llevar a Algeciras y que podíamos trabajar del hachís", nos cuenta uno de los jóvenes. Pasan miedo, pasan frío y comen la comida que rescatan de los contenedores. En el área de protección de menores de Ceuta aseguran que estos chicos prefieren estar fuera del sistema. Su único objetivo, su sueño, es llegar a la península.